viernes, 2 de agosto de 2013

Crónica de Expoesia 2013

Con un poco de retraso porque se han interpuesto las vacaciones, me atreveré a resumir mis dos días en la feria del libro de Soria dedicada exclusivamente a la poesía, EXPOESÍA.
 
El lema de este año, Poesía a la intemperie, nos venía estupendo tanto a Óscar Santos como a mí porque nuestras poéticas enraizan en lo urbano y lo desprovisto de cobijo. De ahí, que desde El Gaviero nos congregarán bajo el título Poesía de asfalto. Mientras fuera diluviaba, caprichosa tormenta de verano, pudimos compartir poemas con un público de lo más entusiasta y amante de la poesía.
 
 
En el terreno de lo personal he de decir que Soria me permitió un feliz reencuentro y el hallazgo de proyectos interesantes. Algunos ya los conocía como Calambur , Amargord o Olifante, pero descubrí otras iniciativas como El sastre de Apollinaire o Lastura. Paseando por las casetas me lleve una montaña de libros y me quedé con las ganas de comprar al menos otra veintena. No me pude resistir al peso pesado de la feria, la poesía completa de Emilie Dickinson, editada por Amargord. Además puede ver a Juan Carlos Mestre en directo, aunque se me escapó y me dejo sin una de sus dedictorias que bien merecen ser cuadros. Además, me llevó más nombres propios: Ángel Guinda (¡omnipresente!), Antonio Orihuela, Xavier Frías, ...
 
 
 Y como no sólo de poemas vive el hombre he de decir que disfrute como nunca en Baluarte, cocina creativa que sabe tan bien como suena. Mis felicitaciones a Oscar García por ese oasis culinario que es su restaurante.
 
He tenido la suerte de que Soria haya acogido el estreno mundial de Desaires metropolitanos. ¡Qué bonita efeméride! Igual se hace realidad la profecía y construyen el metro ahora que se han puesto de obras en Mariano Granados.  
 

Se hablo de Expoesía en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada